Ser felices en un mundo imperfecto

No sé si es como debe ser, pero lo cierto es que, en nuestra etapa como estudiantes acumulamos conocimientos sobre las más diversas materias. Pero no menos cierto es que, en esa etapa, no tenemos acceso a determinadas competencias que serán muy importantes en el desarrollo de nuestra vida personal y profesional. Habilidades sociales, comunicación, creatividad, gestión del tiempo, etc.

Cuando recuerdo mi etapa de estudiante, aunque las cosas han cambiado mucho desde entonces (¿o no tanto?), memorizar era lo primordial. Memorizabas, lo soltabas en el examen, y a otra cosa. Si el mismo examen te lo hubieran repetido dos días después, no aprobabas. Y con un buen expediente académico, pensábamos que teníamos gran parte de nuestro futuro despejado.

Hoy en día, ya no es así. Claro que es importante el expediente académico, pero no es lo único que se valora. La capacidad de trabajar en equipo, la habilidad para resolver situaciones, la imaginación… se valora tanto como lo otro. Y, en nuestra etapa académica, es complicado que puedan transmitirnos esas habilidades que todo ser humano llevamos dentro. Pero han quedado ocultas bajo capas y capas de “urgencias”: el siguiente examen, memorizar los verbos irregulares, fórmulas matemáticas o la tabla periódica de los elementos. Cosas bellísimas que yo no supe apreciar porque, simplemente, estaba obligado a memorizarlas sin saber muy bien para qué servían.

Los profesores dan lo mejor de sí mismos en un sistema que no funciona desde la base, ellos no pueden hacer nada para cambiarlo. Y los padres nos sentimos orgullosos de las notas de nuestras hijos, sin preguntarnos si es es lo que les prepara para ser felices el día de mañana.

Cada ser humano somos únicos, tenemos un potencial dentro de nosotros, y lo que tenemos que hacer es despejarle el camino para que se muestre.

Pero el propio sistema muchas veces es el que hace que ese camino sea difícil de despejar. Por eso voy a los institutos, a hablar de todas las decisiones erróneas que he tomado en mi vida, y las consecuencias que han tenido.

Y es así como llego a ellos, a l@s chic@s que, bajo capas y capas de “tienes que ganarte la vida”, “esto tiene muchas salidas” o “mira a aquel qué bien le va con ,lo que hace”, no saben que el verdadero objetivo es tratar de ser felices en un mundo imperfecto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close